Home studio

En 2017, Alessandro decidió convertir en realidad la Casa Studio teorizada en su tesis de carrera, desarrollando un sistema de bienvenida al cliente que facilita las elecciones del mismo: el ambiente informal y hogareño y el camino experiencial apoyan el trabajo de Alessandro.

El lugar elegido es un histórico taller mecánico en Grosseto, adyacente a las murallas de la ciudad, en cuyo único gran espacio se han creado tanto el espacio de trabajo como el de vida. En el centro destaca un gran silos de hormigón color esmeralda que encierra los servicios en un lugar apartado y crea una pequeña zona encima de donde se ha ubicado el dormitorio.